Buscar temas
Menú
Buscar temas
La falta crónica de recursos en salud es una de las soluciones que piden las demandas sociales. Crédito foto: Twitter Colegio Médico de Chile.
Noticias

Inequidad sigue, a pesar de ingresar al Auge

Los pacientes con Mieloma Múltiple -un tipo de cáncer a la sangre- denuncian que los recursos adicionales comprometidos por las autoridades no están llegando. Mientras en el sistema privado la sobrevida es de 15 años, en el público no va más allá de los cuatro años, explica Catalina Horta.

Celebraron entusiasmados. El pasado 1° de octubre se concretó el anuncio del Ministerio de Salud para el ingreso de cuatro tipos de cáncer al AUGE/GES. Es decir, las personas diagnosticadas con tumores de pulmón, riñón, tiroides y Mieloma Múltiple serían beneficiadas con un protocolo de salud garantizado, tanto en tiempos de atención como en financiamiento. Y sin importar si se atendían en Fonasa o Isapres.

Todo iba bien hasta que la realidad golpeó a los usuarios. Llegó el fin de año, y quienes enfrentan Mieloma Múltiple constataron que “la cobertura es mínima e insuficiente para sus necesidades”, explica Catalina Horta, quien representa a los pacientes con este tipo de enfermedad oncológica.

Entre los beneficiarios de Isapres el porcentaje de trasplantados llega al 80%, mientras que en el público no supera el 18%»

Catalina Horta
Representantes de las agrupaciones de pacientes han llegado varias veces este 2019 a La Moneda por la Ley Nacional del Cáncer. Catalina Horta, abajo a la izquierda.

“Los recursos adicionales comprometidos por Fonasa y la Unidad de Cánceres y Tumores del Ministerio de Salud, no se están cumpliendo por parte de los centros de atención del sistema público debido a la falta de medios”, agrega Horta.

Según la senadora Carolina Goic -quien se reunió con los pacientes- esta situación confirma la necesidad de contar con una Ley Nacional del Cáncer que “garantice un financiamiento adecuado para que las personas diagnosticadas reciban los tratamientos en los tiempos y en la forma adecuada”.

El Mieloma Múltiple es el crecimiento anormal de las células plasmáticas de la sangre. Se trata de un tipo de cáncer poco conocido y que cada año suma 823 nuevos casos en Chile, según estadística de Globocan (2018). La patología provoca anemia, falla renal y lesiones óseas, entre otras consecuencias.

No se resuelve nada incorporando enfermedades al AUGE si no hay recursos que garanticen la atención y los tratamientos para una enfermedad que ya es la primera causa de muerte en varias regiones»

Senadora Carolina Goic

Pero es quizá la inequidad el síntoma más doloroso que salta a la vista cuando observamos la realidad de los pacientes, según explica el doctor José Luis Briones, hematólogo del Instituto Oncológico Arturo López Pérez (Falp):

“Es la enfermedad oncológica de la sangre que tiene más alternativas terapéuticas, pero el acceso a ellas es muy desigual”.

Briones repara en la necesidad de que el sistema público amplíe la cobertura del “trasplante autólogo de médula ósea” que aumenta los años de sobrevida y mejora la calidad de vida de los pacientes. El problema es que los usuarios de Fonasa sólo acceden si son menores de 60 y con su enfermedad en remisión total.

 “Esto deja fuera a dos tercios de los pacientes”, advierte el profesional.

Según una encuesta realizada en 2017 por la hematóloga Camila Peña -cuenta Horta- entre los beneficiarios de Isapre el porcentaje de trasplantados llega al 80%, mientras que en el público no supera el 18%, debido a este límite en la edad impuesto por las autoridades de salud.

Una situación que parece un contrasentido, ya que se trata de una enfermedad que afecta principalmente a personas mayores.

En definitiva, la inequidad se traduce en que mientras en el sistema privado de salud la sobrevida estimada es de 15 años, en el público alcanza sólo entre los tres y cuatro años, explica la paciente.


Crédito foto: Colegio Médico de Chile.

La falta de insumos fue antes del estallido social debido al congelamiento de las líneas de endeudamiento de los hospitales y debió levantarse después del 18 de Octubre (…), pero ya dudan en endeudarse»

Catalina Horta

La situación en los hospitales también es desigual. El del Salvador y el de La Serena estarían cumpliendo con los programas anunciados, pero el de Talca, y en Santiago el San José y el San Borja Arriarán, presentan problemas que Catalina Horta califica como “críticos”:

 “Pese a tener una guía clínica actualizada después de casi nueve años, sólo se mencionan algunos medicamentos y no se entrega cobertura, por ejemplo, a la lenalidomida, que se usa para el mantenimiento de los pacientes post trasplantados y como línea de tratamiento para quimioterapia con o sin trasplante”.

El fármaco sí está financiado por medio del Programa de Prestaciones Valoradas (PPV).

 “El problema aquí es que, debido a un decreto del Ministerio de Salud, los hospitales ya no podían endeudarse y no lo adquieren para los pacientes que lo necesitan (…) La falta de insumos fue antes del estallido social debido al congelamiento de las líneas de endeudamiento de los hospitales por instrucción de Hacienda, y debió levantarse después del 18 de Octubre. Se trata del método que (los hospitales) vienen usando para sobrevivir, ya que los presupuestos asignados son muy inferiores a los requeridos para funcionar, especialmente en oncología, pero ya dudan en endeudarse y adquirir lo que los pacientes necesitan”, explica Horta.

La senadora Goic anota “como tenemos un sistema de salud colapsado, no se resuelve nada incorporando enfermedades al AUGE si no hay recursos que garanticen la atención y los tratamientos para una enfermedad (como el cáncer) que ya es la primera causa de muerte en varias regiones, y que pronto lo será en todo el país”.

Déjanos tu comentario (No hay comentarios)

*Campos obligatorios