Buscar temas
Menú
Buscar temas
Auditorio UVA hospital Exequiel González Cortés.
Noticias

«Desigualdad» como diagnóstico. «Nuevo Pacto» como remedio

CancerLATAM asistió a uno de las decenas de cabildos que se realizan en el país. Aquí cómo trabajan y qué buscan los gremios de la salud en medio de la crisis social.

La música de Los Prisioneros anima el mediodía la entrada del Exequiel González Cortés.

Es una jornada de cabildos, y en este hospital que atiende a un grupo importante de pequeños pacientes oncológicos, recogieron la invitación del Colegio Médico de Chile (Colmed): volver a escuchar, deliberar y proponer soluciones para un sector que está en el centro de las demandas ciudadanas. En estos días de marchas y movilizaciones, lienzos con frases como Por ti mamita, que te llamaron (del hospital) cuando ya habías muerto, se convirtieron en símbolo de una ciudadanía que pide a sus autoridades un nuevo pacto social.

Hay entusiasmo por participar en esta forma de hacer política que se remonta a nuestra época colonial. Desde 150 centros de atención pidieron materiales como papelógrafos, actas y folletos para cabildear y, así poner en marcha la forma más humana de buscar acuerdos. Conversar.

Es necesario un cambio a la Constitución para que así nuestras imposiciones obligatorias en salud vayan a un sistema compartido y no individual»

Doctor Iván Mendoza (Colmed Santiago y patólogo del hospital Exequiel González)

Mientras se redactaba este artículo, por todo Chile se repetían las reuniones convocadas por los distintos gremios de la salud, quienes solicitaron hasta el 17 de noviembre para recibir las conclusiones, sistematizarlas y luego transmitirlas a la comunidad.

“Nos dimos cuenta de que con mi vecino y compañero de trabajo pensábamos igual. Logramos algo que hace mucho no ocurría: ¡Que los ciudadanos nos expresáramos y reencontráramos!”, resumió uno de los asistentes cuando llegó el momento de desarmar los grupos de trabajo y exponer frente al más de medio centenar de personas reunidas en el auditorio UVA del Exequiel González.

“¿Cuál es el origen del conflicto? ¿Qué oportunidades ofrece? ¿Existen demandas prioritarias de la ciudadanía? ¿Se necesita una Asamblea Constituyente?”, fueron algunas de las preguntas que enfermeros, paramédicos, administrativas, doctores y otros debían conversar, sintetizar y responder.

Los pacientes también participaron en los cabildos organizados por el Colegio Médico de Atacama.

“Desigualdad” fue la palabra evidente que se repitió una y otra vez al momento de diagnosticar el estallido social. Una enfermedad que un sistema económico neoliberal extremo se extendió como un virus y que fue “avalada por una institucionalidad” que, al igual que un sistema inmunológico coaptado, no pudo mantener el equilibrio para que nuestra sociedad creciera de manera sana.

Pero el optimismo primó al momento de conversar sobre las oportunidades del nuevo escenario. “Visibilizar el descontento” y generar las condiciones para un “nuevo pacto social”, fueron respuestas que se repitieron entre los presentes.

Sobre las propuestas para mejorar el sistema, en lo esencial, son las mismas que el Colmed presentó la semana pasada: la Salud como un Derecho (universal, de calidad y solidario), “ya que la actual Constitución sólo garantizaría el acceso”; el aumento a $10.000 per cápita para la Atención Primaria (y fortalecer así su carácter resolutivo); aumentar hasta el 6% del PIB el financiamiento para el sector y un sistema de protección universal.

¿Cómo lograrlo? “Organización” y “participación” fueron nombradas como vías clave. Sin embargo, los presentes admitieron una alta desconfianza en los partidos políticos. “Por eso estos cabildos son importantes”, explicó uno de los profesionales que tomó la palabra.

Y aquí llegó el momento del mea culpa porque -junto a asuntos como la necesidad de modernizar la gestión-, muchos reconocieron como en las últimas elecciones “no fuimos a votar y no nos hicimos parte de la decisión”, por lo que sería necesario propiciar más acercamientos tanto con las autoridades comunales, como distritales (parlamentarias).

La conclusión. Seguir con las movilizaciones porque “la Salud ha logrado sus objetivos en la calle y no en las mesas”, dijo uno de los presentes.

Déjanos tu comentario (No hay comentarios)

*Campos obligatorios