Buscar temas
Menú
Buscar temas
Noticias

La relación con el médico es cada vez más fluida para los hombres

En el Mes de la Salud Masculina la buena noticia es que hay una confianza mayor en la consulta. No sólo conversan de sus enfermedades, sino también de trabajo y pareja. Bienestar mental, sedentarismo, cáncer de próstata y testículo son áreas para tener en cuenta en “Movember”.

El país cambió. Y la cita también corre para la salud de los chilenos. Por ejemplo, el doctor Jorge Díaz cuenta cómo los hombres adoptan cada vez más una relación médico-paciente fluida, donde manda la confianza; algo que era común ver en la consulta sólo cuando se trataba de mujeres.

Hoy la población masculina “conversa de sus problemas de salud y también sobre otros externos, como los de trabajo y pareja. Hay, además, una mayor asistencia a sus controles”, comenta el cirujano urológico del Instituto Oncológico Falp.

Eso sí, en su práctica clínica advierte “que los problemas de salud mental en Chile son cada vez más frecuentes”.

El cáncer de testículo, un tumor frecuente en hombres jóvenes, va en aumento a nivel global. Y en nuestro país tiene una de las incidencias más altas»

Doctor Jorge Díaz (Instituto Oncológico Falp)

El especialista es un observador de primera línea de cómo cambian en los hombres las tendencias, tanto culturales como epidemiológicas. En otras palabras, se trata de una voz autorizada para una fecha en que el mundo conmemora el Mes de la Salud Masculina o Movember (contracción anglo de moustache y november), un movimiento que nació el 2003 en Australia, cuando un grupo de amigos decidió dejar crecer su bigote para solidarizar con uno de ellos diagnosticado con cáncer.

Hoy esta campaña de concientización se realiza en 21 países con el propósito de estar alertas sobre patologías que afectan a este segmento de la población, como es el cáncer de próstata y de testículo; salud mental e inactividad física o sedentarismo. Sólo una cifra para tener en cuenta: cada año hay unos 800 mil suicidios en el mundo y más de la mitad correspondería a hombres, según registros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el caso del cáncer de próstata, la recomendación es el control anual para los mayores de 50 años y, a partir de los 40, si hay antecedentes familiares. Para el tumor de testículo, el autoexamen y la consulta temprana es clave»

Doctor Jorge Díaz

Otro cambio detectado por el cirujano es que el cáncer de testículo, un tipo de tumor frecuente en hombres jóvenes, va en aumento a nivel global. Y en ese contexto, de por sí poco alentador, nuestro país tiene una de las incidencias más altas con 981 nuevos casos reportados en 2018 (Globocan).

Claro que, por lejos, es el de próstata el más frecuente con 6.576 diagnósticos al año.

¿Hay alguna forma de prevenir?

“En el caso del cáncer de próstata, si bien no existe una estrategia de prevención, es muy importante el control anual ya que permite la detección precoz”, explica el doctor Díaz. Por lo tanto, su recomendación es, para los mayores de 50, controlarse una vez al año y, a partir de los 40, si hay antecedentes familiares.

Como el tumor testicular afecta a jóvenes es vital «el autoexamen y consultar de forma temprana ante el aumento de volumen o la aparición de cualquier masa o protuberancia”.

Ambos tipos de cáncer están cubiertos por el plan AUGE/GES; tanto la cirugía como tratamientos de radioterapia, hormonoterapia y quimioterapia.

A continuación, presentamos una infografía preparada por la Falp para tener en cuenta en el caso de la enfermedad de próstata, donde la detección precoz marca la diferencia.

Crédito: Falp.

Déjanos tu comentario (No hay comentarios)

*Campos obligatorios