Buscar temas
Menú
Buscar temas
Imagen del último congreso chileno de oncología médica realizado en Santa Cruz.
Entrevista

Doctor Luis Villanueva: “Hay que encantar a los jóvenes con la oncología del siglo XXI”

El presidente de la Sociedad Chilena de Oncología Médica reflexiona sobre cómo atraer a las nuevas generaciones a una especialidad que hoy es líder en investigación.

No sólo sobre nuevas drogas se conversó en Santa Cruz. Por supuesto que el uso de la inmunología en pulmón, páncreas y ovario, captó la atención de los asistentes al IV Congreso Chileno de Oncología Médica. Pero también existió una mirada más amplia sobre qué tipo de sistema de salud se quiere para el país, especialmente cuando se trata de enfermedades tumorales de alto costo.

Y uno de los desafíos es el capital humano, es decir, la formación de oncólogos médicos y de otros especialistas relacionados con la patología.

Debemos mostrar que la oncología de hoy no es la de los años 80, donde todos tenían náuseas, vómitos y se les caía el pelo. Presentar esta nueva cara; con fármacos de última generación que prolongan la sobrevida del paciente con una muy buena calidad de vida”

Doctor Luis Villanueva

Hay consenso en que hay que dar un giro de 180 grados sobre qué se les muestra a los estudiantes. Dejar atrás la imagen de una especialidad que no tenía mucho que ofrecer ni a los pacientes ni a los interesados en practicarla. Por el contrario, hoy las nuevas terapias, el ímpetu en la investigación y una realidad política y social que tiene al cáncer en el centro de la discusión, ofrecen una carrera óptima para la realización, tanto profesional como personal. El contexto demográfico tampoco es menor: en Chile cada año se suman 50.000 nuevos casos, y sólo en 2018 murieron más de 28 mil personas por esta enfermedad.

El presidente de la Sociedad Chilena de Oncología Médica (SCOM), Luis Villanueva, abordó éste y otros temas con CancerLATAM.

– ¿Por qué la campaña #EligeSerOncólogo?

-Hay déficit, y no sólo de oncólogos médicos, sino que también en otras ramas de profesionales dedicados al cáncer: cirujanos oncólogos, enfermeras especialistas, entre otros.

-Ustedes dicen que hay cien oncólogos (médicos) y se necesitan 400…

-Las cifras son aproximadas, porque los datos recién se están levantando. Hay, además, muchos colegas extranjeros en proceso de validación. Quizá no somos 100 o 120, sino más, pero ése es el número de inscritos en la Superintendencia.

– ¿Ve interés entre los jóvenes médicos por seguir la carrera?

-Hay cosas por arreglar. Primero, existe un déficit a nivel de pregrado, ya que en algunas universidades el ramo no está claramente establecido en la malla: los estudiantes no se ven enfrentados a lo que es el cáncer. Segundo, como se trata de una subespecialización, el tiempo es demasiado largo. ¿Qué se está haciendo a nivel ministerial? Buscamos contar con un salvoconducto que permita posponer el tiempo de retorno.

– ¿Hay frustración por el difícil acceso a las terapias de última generación?

-Eso se tiene que subsanar, y una forma es la generación de guías o protocolos clínicos parejos para todos. Decir, por ejemplo, ‘no importa que estés en el sistema público porque igual te entrego la inmunoterapia para el paciente con cáncer de pulmón que cumpla con tales características’.

– ¿Cómo encantar con un área de la medicina que se asocia a una alta mortalidad?

-Hay que encantar desde chicos. ¿Cómo? Enseñando a los jóvenes qué es la oncología en el siglo XXI. Hoy no es esa especialidad donde se ven los pacientes hospitalizados exclusivamente en cuidados paliativos. Somos una subespecialidad ambulatoria, donde la persona se ve, fundamentalmente, en la consulta.

Doctor Luis Villanueva.

– ¿Hay más esperanza que entregar?

-Claro, hay que mostrar que la oncología actual no es la de los años 80, con el cisplatino, donde todos tenían náuseas, vómitos; a todos se les caía el pelo y tenían neutropenias y complicaciones. Debemos presentar esta nueva cara: una con fármacos de última generación que prolongan mucho la sobrevida del paciente. En los 80, la sobrevida mediana de un cáncer de colon era de ocho meses. Hoy bordeamos los 30 meses, con pacientes que se mantienen bien por mucho tiempo, y con una muy buena calidad de vida.

– ¿Y qué ocurre con el atractivo de la investigación?

-La oncología es de las especialidades que se mueve más rápidamente, gracias a la aparición de fármacos y al aprendizaje de nuevos mecanismos de acción del cáncer. Cada vez tenemos más investigación. Sin ir más lejos, hoy quien lidera la investigación en Chile es la oncología: esto también atrae a los estudiantes más interesados en la parte científica.

Hemos tenido mucha más visibilidad pública con el Plan Nacional del Cáncer y con el Proyecto de la Ley Nacional del Cáncer. Esto nos hace estar más optimistas”

Doctor Luis Villanueva

– ¿Qué papel le correspondería a las autoridades?

-Ofrecer un buen lugar para ejercer es clave. Es decir, la infraestructura necesaria y el apoyo con las drogas de alto costo, pero también respetando cuánto vas a trabajar. Como ministerio, tengo que llegar al momento en que cuente con el número de profesionales suficiente como para decir ‘esta va a ser tu carga de trabajo y voy a respetarla’.

-El próximo año el cáncer pasaría a ser la primera causa de muerte en el país.

-Como ya lo es en varias regiones.

– ¿Cómo ve lo que se viene?

-Hemos tenido mucha más visibilidad pública; específicamente, desde fines del año pasado con el Plan Nacional del Cáncer y con el Proyecto de la Ley Nacional del Cáncer. Esto nos hace estar más optimistas. Ahora, lo que necesitamos es una ley que garantice financiamiento en el transcurso del tiempo; que exista un piso para que los recursos no se redestinen, ya que somos un país donde siempre ocurren desgracias. Con la ley también aparecerá un cambio en las tributaciones, y eso incentivará a que las empresas donen. Finalmente, se trata de un trabajo público-privado, y aquí al estado le corresponde construir la base.

Déjanos tu comentario (No hay comentarios)

*Campos obligatorios