Buscar temas
Menú
Buscar temas
Crédito ilustración: Hepatitis2000.org
Día Mundial contra la Hepatitis

Peligra meta de la OMS contra infección que causa Cáncer de Hígado

Como ocurre con el Covid-19, la campaña para eliminar la hepatitis debe incluir la vacunación global. Es decir, que todos los países aporten a erradicar la cepa “B” del virus. Sólo así se podrá enfrentar una enfermedad asociada a un tumor que cada año provoca la muerte de casi 1.500 chilenos.

   El panorama de las hepatitis virales en el mundo no es nada alentador. Una enfermedad causada por cualquiera de cinco cepas -las de tipo A, B, C, D y E-, de las cuales la B y la C son las más preocupantes. Esto porque pueden quedar alojadas en el paciente y, con el paso de los años, causar cáncer de hígado y/o cirrosis, que terminan en falla hepática y muerte.

   Estas dos variantes del patógeno son responsables cada año de 1 millón 100 mil muertes a nivel global. También provocan el 78% de los casos de tumores originados en el hígado.

donde la vacunación contra la hepatitis B y el tratamiento con fármacos para la C se aplican a toda la población, las muertes por cáncer de hígado fueron reducidas sustancialmente”

Doctor Lewis Roberts (Clínica Mayo)

   Nuestro país no está al margen: según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el año pasado fueron registrados 1.560 casos nuevos de cáncer de hígado y las muertes llegaron a 1.473 personas. La mayoría de ellas había sido infectada por hepatitis en algún momento de sus vidas.

   Debido a que estamos frente a un problema de salud pública a nivel mundial, la OMS puso como meta el año 2030 para eliminar esta enfermedad y, aunque existe un excelente arsenal terapéutico para hacerlo, la ausencia de programas adecuados en la mayoría de los países pone en duda este logro.

   Según explica a CancerLATAM el doctor Lewis Roberts, gastroenterólogo y hepatólogo del Centro del Cáncer de Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota, “en los lugares en que la vacunación contra la hepatitis B y el tratamiento con fármacos para la C se aplican a toda la población, las muertes por enfermedad hepática y cáncer de hígado fueron reducidas sustancialmente.”

Este año la OMS eligió como lema de su campaña contra la Hepatitis, enfermedad asociada a los tumores hepáticos, “Es tiempo de actuar”.

   Unos pocos países y regiones han desarrollado programas excepcionales para el control de las hepatitis virales, “incluyendo Japón para la de tipo C y Taiwán para la B. Recientemente, Egipto diseñó un plan de salud pública integral que incluye el test diagnóstico de la variante C para todos los adultos y adolescentes, para luego brindar la terapia a quienes dieron positivo”, explica el doctor Roberts.

   Chile de manera progresiva está construyendo su propia una estrategia. En 2005 inició la vacunación universal contra la hepatitis B, incorporándola en el Programa Nacional de Inmunizaciones, en un esquema de tres dosis a los dos, cuatro y seis meses de edad, y un refuerzo a los 18 meses.

   Para la hepatitis C cuenta con excelentes medicamentos que aseguran alrededor de un 90% de curación. Y aunque son costosos, resultan de fácil acceso ya que están incluidos en las Garantías Explícitas de Salud (GES). Sólo falta que el país implemente campañas de detección del virus, ya que desde 1996 a la fecha, el test de pesquisa se limita a las personas que van a donar sangre.

   “Nos estamos quedando sin tiempo para alcanzar la meta de la OMS de eliminar las hepatitis virales hacia el 2030”, dice Roberts. “En muchos países, advierte, esto no se logrará, a menos que se produzca un giro inmediato hacia los objetivos planteados de prevenir nuevas infecciones a través de la vacunación, de identificar a los portadores por medio de un test diagnóstico, y de tratar a aquellos que lo requieren.”

Entre los objetivos que la organización internacional destaca reducir en un 90% las nuevas infecciones y en un 65% los fallecimientos causados por esta enfermedad.

Déjanos tu comentario (No hay comentarios)

*Campos obligatorios